Broncearse de forma inteligente

La piel dispone de mecanismos que la protegen de la acción de la luz ultravioleta. Por ejemplo el engrosamiento de la capa de córnea o la inflamación de los pigmentos responsables del bronceado. Entre estos se encuentra la melanina, que se halla en cantidades que varían en función del tipo de piel. Por ejemplo las personas de tez oscura y cabello negro suelen tener más pigmento que las rubias de tez pálida, por lo que cuentan con una mayor protección frente al sol.

Los dos tipos de rayos solares que pueden ocasionar daños en la piel son los ultravioleta A (UVA) y los ultravioleta B(UVB). Mientras que los primeros dañan las capas más profundas de la piel, los UVB dañan las capas más externas y causan quemaduras.

La mejor manera de disminuir estos riesgos es proteger la piel del sol mediante el uso de filtros protectores inteligentes y algo de sentido común.

Vital Way recomienda:

– Usar filtros solares de la marca Esthederm por su capacidad de protección celular, ya que estimulan las defensas naturales de la piel frente los efectos negativos de la luz, así como por la protección externa gracias a sus filtros orgánicos inteligentes y sus pantallas minerales que protegen frente al espectro completo. También son recomendables por su acción anti-radicales libres, anti-inflamatoria y por su capacidad de protección y reparación del ADN que puede dañarse por la exposición solar.

– Evitar la exposición al sol, particularmente entre las 10 de la mañana y las 4 de la tarde, cuando los rayos UV son más fuertes.

– Recuerde que cuanto mayor sea la altitud, más rápido se quema su piel con la exposición al sol, además al comienzo del verano es cuando los rayos UV pueden causar el mayor daño de la piel.

– Usar protección con el sol, incluso en los días nublados. Las nubes y la niebla no lo protegen del sol y pueden incluso intensificar los rayos UVB.

– Tome un suplemento antes de empezar a exponerte al sol a base de B-Carotenos, Vitamina C, Vitamina E y Coenzima Q10, para evitar los radicales libres, protegerse frente al fotoenvejecimiento, reducir los riesgos de daños en la piel, prevenir las quemaduras solares, inflamación y sobre todo el desarrollo de manchas.

Mencionado todas esto, desde Vital Way, recordamos que la mejor forma de broncearse es de forma gradual, ya que de este modo se adquiere un bronceado uniforme, que dura más tiempo, da una impresión más saludable,deportiva y agradable.