Disfunción sexual femenina: ¡¡No te conformes, hay solución!!

La disfunción sexual femenina, es conocida como la incapacidad de la mujer de iniciar o de mantener una relación sexual. Es una afección muy común. En España, afecta a una de cada tres mujeres, mayores de edad, de acuerdo con los distintos estudios de la Asociación para la Investigación en Disfunciones Sexuales en Atención Primaria (AISD-AP).

Aquí vamos a explicar la impotencia sexual en la mujer y diferenciarla por tipos; y por supuesto dar soluciones a base de la medicina ortomolecular que nos pueden ser muy útiles para mejorar nuestra capacidad sexual y volver a disfrutar del sexo de la mejor manera posible.

Muchas mujeres adultas padecen algún tipo de disfunción sexual, dentro de este grupo, se estima que el 30% carece de interés por el sexo, el 20% tiene relaciones no placenteras, el 40% encuentra muchas dificultades para llegar al orgasmo y el 10% es incapaz de lograrlo.

Síntomas: En términos generales, la disfunción sexual femenina puede tener múltiples causas y diversas formas de presentación, pero sus síntomas son comunes: falta de interés en iniciar o participar en actos sexuales, falta de receptividad a la actividad sexual y la ausencia de pensamientos sexuales o fantasías.

La disyunción sexual femenina puede tener múltiples causas, pero las más destacadas son:

Físicas: Las intervenciones quirúrgicas, desajustes hormonales y ciertas enfermedades como la diabetes, cardiopatías, esclerosis múltiple, enfermedad de Parkinson y la depresión.

Otros factores: Los cambios en los métodos anticonceptivos, cansancio, estrés, cambios de humor, obesidad, la relación con la pareja, los episodios sexuales traumáticos y el consumo excesivo de bebidas alcohólicas y drogas, pueden favorecer a que se pierda el deseo sexual.  

Prevención. No existen formas concretas de prevenir la disfunción sexual femenina pero, en algunas mujeres, perder peso, dejar de fumar o dormir suficiente puede ayudar a aumentar el bienestar y el interés por las relaciones sexuales. También es posible que el aumento de la autoestima y la aceptación del cuerpo tal y como es puedan ser de ayuda para evitar posibles problemas en el ámbito sexual.

Dentro de la disfunción sexual femenina, existen diferentes tipos que presentan características concretas:

Disfunciones del deseo sexual: Algunas mujeres pueden sentir la falta de deseo en ciertos momentos de su vida, por ejemplo, durante el embarazo y el parto, la lactancia y la menopausia, y en periodos de crisis o enfermedades. En ocasiones, esta situación puede volverse crónica.

Trastorno de excitación sexual: Durante la excitación sexual se dan una serie de cambios físicos. El clítoris se agranda debido a la entrada de sangre. La estructura interna de la vagina también se alarga e hincha en su parte superior para acomodar la penetración. Otro cambio es el incremento de la lubricación de la vagina. Esto también facilita la penetración y ayuda a evitar cualquier sensación de incomodidad durante el coito. La excitación no sólo es corporal, sino también mental. Cuando este proceso no se lleva a cabo en el organismo, la paciente sufre un trastorno de la excitación sexual.

Dolor asociado al coito. Los tipos de dolor o dispareunia son:

Dispareunia profunda: Las causas principales pueden incluir enfermedades inflamatorias de la pelvis, cirugía ginecológica o pélvica, tumores o quistes uterinos o vaginales y fibromas, endometriosis, infecciones del tracto urinario, falta de lubricación o alguna infección de transmisión sexual. También puede ser la consecuencia de una determinada postura durante el coito en la que la penetración sea mayor.

Dispareunia leve: Es común y tiene muchas causas. Los síntomas pueden ser el escozor, ardor, o inflamación e irritación de la zona. Este dolor puede también sentirse en otros momentos además de durante el coito, por ejemplo, al caminar, correr o montar en bicicleta.

Cualquier problema dermatológico también puede afectar a la zona alrededor de la vagina, como eccemas, verrugas, psoriasis y liquen escleroso, que hace que la piel se retraiga y se haga más frágil.

Otras causas pueden ser herpes y úlceras vaginales. La intolerancia a los espermicidas y los condones de látex, así como ciertos jabones, también pueden producir irritaciones.

Vaginismo: Suele considerarse una respuesta condicionada y que puede estar relacionada con la anticipación de dolor en el coito. puede ser causado por múltiples causas como: Sentimientos negativos sobre el sexo y la sexualidad, abuso sexual previo, traumas vaginales (como el parto), un primer coito doloroso, problemas en la relación, miedo a quedarse embarazada o creencias religiosas estrictas, son algunas de las razones que provocan el vaginismo.

Tratamientos a base de medicina Ortomolecular.

Ginkgo Biloba: El Gingko Biloba es un árbol de origen chino famoso en el mundo por sus grandes propiedades para mejorar la circulación sanguínea, y ayudar con la impotencia sexual femenina, facilitando el flujo sanguíneo y aportan un efecto relajante sobre el músculo liso. El Gingko Biloba impide que se obstruyan los vasos sanguíneos lo que conlleva una buena irrigación en el cerebro, las extremidades y los genitales. Permite que la sangre fluya libremente beneficiando y potenciando la oxigenación de los órganos sexuales.

Vitamina B3: La vitamina B3 (también conocida como ácido nicotínico, niacina o vitamina PP) tiene un gran impacto en la síntesis de las hormonas sexuales. Además puede mejorar la flexibilidad de los vasos sanguíneos lo que conduce a una buena irrigación de sangre hacia los genitales. Podemos encontrar vitamina B3 en legumbres, frutos secos, carnes magras, leche, huevos y levadura de cerveza.

Hierro: Su falta en la mujer puede producir falta de deseo, excitación, problemas de lubricación y la capacidad de tener un orgasmo. Por otro lado, otro factor a tener en cuenta es que niveles bajos de ferritina conducen a una menor producción de dopamina, un tipo de neurotransmisor, que regula el deseo y la motivación, generando un clima de ansiedad y disminuyendo la libido.

Magnesio y Zinc: Dos importantes minerales, de carácter esencial e implicados en una multitud de procesos vitales dentro de nuestro organismo. Tanto el Magnesio como el Zinc se encuentran estrechamente relacionados con regular el balance hormonal. Sus virtudes son que favorecen para solventar cualquier déficit en el organismo, influyendo en un mejor estado de ánimo, mejor recuperación nocturna, y un aumento del deseo sexual, tanto en hombres como mujeres.

Ginseng: Durante siglos, la raíz de la planta de Ginseng ha sido reverenciada por sus poderes rejuvenecedores mediante los cuales permiten mejoran la vitalidad y el deseo sexual en hombres y mujeres. En concreto, es la actividad que producen los ginsenósidos, unos fitoquímicos de estructura esteroidal, los cuales se encargan de fomentar estas facetas de aumento de la libido junto a un incremento de la vitalidad, y ser un potente afrodisíaco. También cabe mencionar las propiedades del ginseng respecto al apoyo cognitivo, de modo que podrá actuar como un adaptógeno y en tal caso, conseguir reducir y lidiar los efectos del estrés, y posibilitar llevar una vida más relajada.

Maca: La Maca se trata de una hierba que puede afectar positivamente sobre el comportamiento sexual, al actuar como un afrodisíaco, incrementar la libido, energizante, y promover un estado de vitalidad. La maca mejora la función tiroidea, para conseguir obtener mejores niveles de energía, además de elevar los niveles del neurotransmisor dopamina. No produce ninguna alteración sobre el comportamiento hormonal, pero puede influir sobre los niveles de testosterona libre. La mayor parte de la testosterona que hay sangre se encuentra unida a la proteína Globulina fijadora de Hormonas Sexuales (SHBG), mientras que la porción que no se encuentra ligada a ella, se conoce como “testosterona libre”, y es precisamente sobre ésta donde puede influir la maca. Asimismo, la maca contiene un fitoquímico, DIM ((Diindolilmetano) en una forma altamente biodisponible, que consigue reducir la conversión de la testosterona libre en estrógeno.

Tribulus Terrestris: El Tribulus Terrestris es una planta perteneciente a la medicina ayurvédica, donde la raíz y las frutas se utilizan para la virilidad masculina y vitalidad general. Sus efectos son que pueden aumentar la libido y el bienestar sexual. Se sabe que mejora la densidad del receptor de andrógenos en el cerebro y que por tanto puede mejorar las propiedades de aumento de la libido. Puede ofrecer protección para los órganos (como el hígado y riñones) frente a la daño oxidativo además de ofrecer un importante efecto anti-estrés, confirmando sus propiedades como adaptógeno. Posee además una connotación para mejorar el rendimiento físico, tanto en el ámbito deportivo, como en en cualquier otro quehacer diario.

Ácido Aspártico: El Ácido Aspártico es un aminoácido que puede presentar propiedades para elevar los niveles de testosterona, Entre los beneficios que aporta se destaca una mejora de la libido y comportamiento sexual, incremento de la energía,y  mejora de la motivación.

Ashwagandha: La Ashwagandha es otro tipo de hierba con interesantes propiedades neuroprotectoras, para evitar y calmar la ansiedad, lidiar con el estrés e incrementar la virilidad. Se obtiene de la planta Withania somnífera, y también es tradicional de la medicina ayurvédica. Su principal virtud es que se trata de un potente adaptógeno: destaca por su habilidad para prevenir la ansiedad. Puede ser efectiva para tratar el insomnio, y el estrés que derive en depresión. De tal manera, la Ashwagandha puede reducir significativamente las concentraciones de cortisol y el efecto inmunosupresor generado a partir del estrés, lo que aporta beneficios experimentados para aumentar la libido y el apetito sexual.

Pycnogenol: Pycnogenol es un extracto de la corteza del pino marítimo francés. Se cree que el Pycnogenol ayuda a proteger los vasos sanguíneos y aumentar la producción de óxido nítrico – similar a la L-arginina, ginkgo y ginseng. Tiene un efecto muy considerable para aumentar la libido y aumentar el deseo sexual.

Arginina: La Arginina es un aminoácido condicionalmente esencial, es considerado como la viagra masculina y femenina. Actúa como precursor del óxido nítrico (NO) para mejorar el riego sanguíneo y fomentar la salud cardiovascular, reducir la presión arterial, y además fomentar la liberación de la hormona del crecimiento (HGH).

Avena Sativa: La Avena Sativa, también conocida como avena salvaje, es un extracto herbal utilizado tradicionalmente como un agente que ayude en la resistencia sexual y energía. De hecho, puede influir sobre la testosterona libre además de incrementar los niveles de la hormona luteinizante, liberada por la glándula pituitaria. También está considerada como un afrodisíaco natural, incrementando el deseo sexual y la excitación, tanto en hombres como mujeres.

Damiana: La Damiana, también denominada Turnera diffusa o Turnera aphrodisiaca, es un arbusto originario de América. Sus hojas, de un olor muy aromático y desde hace tiempo utilizadas por los mayas, son conocidas por sus virtudes afrodisíacas, tónicas y diuréticas. Los flavonoides presentes en la Damiana estimulan la circulación sanguínea y la producción de testosterona, aumentando el deseo y la potencia sexual así como el rendimiento deportivo. No solo es eficaz para el hombre, como tratamiento de la eyaculación precoz, sino que también es beneficiosa para la mujer gracias a su acción reguladora de los desequilibrios hormonales, los problemas menstruales y de amenorrea.

Wild Wam: Aumenta la lubricación vaginales en mujeres con sequedad y dolor en la penetración. Incrementa el deseo sexual por hacer una regularización de los niveles de estradiol. Aumenta la energía corporal.

Dong Quai o Angélica China: La Dong Quai o Angélica China es una planta en cuya composición encontramos flavonoides, fitoesteroles, minerales (Hierro, magnesio, potasio) y vitamina A, B3,C,y E, que puede influir en la producción de estrógeno, esencial para mantener el deseo sexual en un nivel satisfactorio. También se caracteriza por mejorar la excitación en la menopausia.

Vitex: Sauzgatillo es una planta nativa de la región mediterránea y Asia occidental – y está aprobado en Alemania para los problemas premenstruales y menstruales. Se dice que mejora el deseo sexual al aumentar la hormona progesterona y la dopamina en el cerebro. El sauzgatillo también disminuye la prolactina químico cerebral que interfiere con el deseo sexual.

Trigonella. O fenogreco:  Mejora el deseo y la excitación, con incremento en la concentración de testosterona libre.

Tribulus: También ayuda a aumentar el interés sexual y la excitación.

CONSEJO VITAL WAY: Tenemos una recomendación que nos aporta unos resultados impresionantes, es la combinación de (Maca, Pycnogenol, Tribulus, Ashwagandha y Ginkgo Biloba) todos en forma de superalimentos, mezclarlos todos en partes iguales, y tomar una cucharada sopera una vez al día en un zumo de granada, añadiendo al final un pizca de canela.

En general, las píldoras y los suplementos no son la única respuesta. El cerebro es el órgano sexual más grande que existe. Provocar situaciones interesantes que estimulen tu mente, hará que nuestro deseo sexual se incremente.

Otras sugerencias que pueden servir de ayuda también:

El dormitorio para dormir, el sexo en cualquier otro lugar. La cocina, el lavadero, el garaje, el trastero, en un ascensor… Aprovecha el momento en que surge, no lo aplaces. Ropa interior sexy es muy aconsejable, estimula la imaginación. Enviarse mensajes insinuantes durante todo el día. Comprar un juguete sexual, leer una novela erótica juntos o ver un vídeo erótico.

Existe una gran variedad de cosas para poder convertir el sexo en un juego muy divertido. Y en el sexo todo es válido si es de mutuo acuerdo.

Conclusión:

El sexo está en nuestra cabeza, si los suplementos hacen que mejore nuestro estado de ánimo, conseguiremos tener una percepción más optimista y vital de la vida, cosa que hará que nuestra libido mejore y resulten más atractivos a la vista de los demás y más deseables por nuestras parejas.

Recordad que solo es excitante aquella situación que evaluamos como excitante, por lo tanto, todo aquello que nos ayude a tener esa percepción bienvenido sea, pero siempre desde una postura informada y saludable.

En Vital Way nos preocupamos por tu salud. A partir de ahora nuestro equipo profesional homeopático te asesora gratuitamente también online. Envíanos tu consulta a través del formulario y te responderemos gratis: www.vitalway.es/consulta-gratuita/

Si prefieres venir a vernos nuestro equipo de farmacéuticos especializados en medicina ortomolecular, naturópatas, homeópatas, nutricionistas, acupuntores y esteticistas especializados en cosmética natural te atenderá personalmente en nuestros centros Vital Way de Palma de Mallorca.